«Hemos encontrado una solución factible para nuestras sustancias peligrosas: estas se encuentran ahora registradas de forma centralizada en Quentic y los datos están disponibles para todos los responsables que los soliciten».

Pruebe Quentic gratis y sin compromiso