Seguridad y salud en el trabajo, Auditorías

Cómo comunicar el valor de la seguridad laboral a la dirección

Persuadir usando argumentos de éxito en lugar de argumentos de costes

20 Minutos

A menudo la dirección se centra en la protección laboral y de la salud por dos factores: la obligación de rendir cuentas y la responsabilidad, pero no dejn de tener en cuenta los gastos que éstas implican. En muchas compañías, demostrar la rentabilidad de la prevención de riesgos laborales forma parte del día a día de los técnicos de seguridad laboral. Pero ¿hasta qué punto las medidas planificadas o implementadas contribuyen al éxito de la compañía, un éxito al cual están supeditadas?

El cumplimiento de la normativa (compliance), los gastos evitables por accidentes o enfermedades, el déficit de personal, los daños materiales o la merma de la producción son argumentos que pueden ayudarle. Pero también factores menos evidentes como la buena disposición al trabajo y la satisfacción de los trabajadores, así como la reputación de la compañía, pueden contribuir a convencer a los stakeholders internos. Obviamente, los argumentos éticos también son importantes. Al fin y al cabo, todo trabajador tiene derecho a volver sano y salvo con su familia al finalizar su jornada laboral. Dicho esto, lo más relevante para la dirección de la compañía es cómo se puede probar la relación positiva entre la prevención de riesgos laborales y el éxito de la compañía mediante cifras y hechos concretos.

Cárguese de razones

A continuación le proporcionaremos algunos argumentos que puede usar en la conversación:

1: Qué beneficio obtiene por cada euro invertido en prevención de riesgos laborales
2: La falta de inversión conlleva accidentes laborales
3: Un Sistema de Gestión de Seguridad y Salud en el Trabajo (SG-SST) sale rentable  
4: Su buena reputación está en juego
5: Atracción de talento en tiempos de carencia de trabajadores especializados

1. Qué beneficio obtiene por cada euro invertido en prevención de riesgos laborales

Numerosos estudios nacionales e internacionales relacionados con el denominado Return on Prevention dan respuesta a la pregunta acerca de la rentabilidad de la prevención de riesgos laborales. Aquí mencionaremos dos estudios como ejemplo: el proyecto de la Verwaltungs-Berufsgenossenschaft (VBG, Asociación de Profesionales de la Administración) “Return on Prevention 2.0: Kosten und Nutzen von AMS“ y el proyecto de la Deutschen Gesetzliche Unfallversicherung (DGUV, Seguro Social de Accidentes alemán) “Berechnung des internationalen ‚Return on Prevention' für Unternehmen”.

¿Qué es el Return on Prevention (RoP)?
El RoP calcula hasta qué punto merecen la pena las inversiones en seguridad laboral. En concreto, basándonos en el Return on Investment (RoI) el índice debe probar que un bajo número de accidentes laborales incrementa la productividad de la compañía.

El  estudio del DGUV, de ámbito internacional, llega a la conclusión de que el factor RoP es 2,2. Lo que significa que cada euro invertido en prevención produce 2,20 euros desde el punto de vista económico. Como base para el cálculo del índice se valieron de numerosas entrevistas y consultas a expertos. Puede consultar los detalles sobre el procedimiento concreto en el DGUV.

El  estudio de la VBG, basado en Alemania, se ocupa sobre todo de la cuestión de hasta qué punto los sistemas de gestión de la prevención de riesgos laborales (SGPRL) merecen la pena para las empresas. Este estudio también se valió de las entrevistas a expertos como método, comparando de forma explícita compañías con y sin Sistemas de Gestión de Seguridad y Salud en el Trabajo. El resultado: Empleando un SGPRL el factor RoP es de 2,3.

Los resultados dependen desde luego del tamaño y el sector de la compañía y por ello no siempre pueden extrapolarse a todas las situaciones, algo que debería reconocer en su argumentación. No obstante, recalque el cariz científico de ambos estudios independientes. ¿La presentación de la rentabilidad económica de la protección laboral y de salud sigue siendo demasiado abstracta? En ese caso puede utilizar datos de su compañía como, por ejemplo, el número de accidentes laborales.  

2. La falta de inversión conlleva accidentes laborales

En la actualidad, esta monitorización se ejecuta a través de indicadores. Es posible describir prevención de riesgos laborales en su compañía a través de los accidentes por trabajador que deben ser notificados. Pero, ¿qué significa ese indicador en última instancia? Como dato aislado, su efectividad es muy limitada. Sin embargo, al compararla con otras compañías del mismo tamaño y sector será más sencillo hacerse una idea. Al fin y al cabo, el número de accidentes en el sector agrario, por ejemplo, es notablemente mayor al del sector de servicios. La tasa de accidentes, representa el número de accidentes notificados por 1.000 trabajadores a tiempo completo en la compañía. La fórmula es la siguiente:

Tasa de accidentes = (Número de accidentes laborales de obligada notificación × 1000 trabajadores) / Número de trabajadores a tiempo completo.
 

Ejemplo de cálculo Retorno de la prevención RoP

Ejemplo de cálculo: 

Una compañía del sector de la construcción con 200 trabajadores ha notificado 13 accidentes al Servicio de salud y prevención de riesgos laborales en el año 2020. Esta institución presenta para el año 2020 una tasa de accidentes de 53,64. Mediante la aplicación de la fórmula se hace evidente que en nuestra compañía de ejemplo la tasa es de 65. Por tanto, es un 21% superior a la tasa media del sector.

Asumiendo que cada accidente laboral sujeto a notificación según los cálculos del DGUV conduce a 15 jornadas de trabajo perdidas como media, en nuestro ejemplo obtenemos un total 195 jornadas de trabajo perdidas al año. Si hacemos la conversión, esto equivale casi a un puesto de trabajo a tiempo completo. El valor de referencia suele ser de 220 días laborales.

Además, se tienen que tener en cuenta también los accidentes que aún no están sujetos a notificación preceptiva. Numerosos estudios apuntan a que esta cifra puede ser de tres a diez veces superior a la de los accidentes sujetos a notificación. El DGUV computa dos jornadas de trabajo perdidas para esta categoría.

Retorno de la prevencion RoP

Ejemplo de cálculo: 

Asumiendo un factor cinco, habría 65 accidentes no sujetos a notificación, los cuales conducen a 130 jornadas de trabajo perdidas (por 2). Por tanto, asumiríamos un total de 325 jornadas de trabajo perdidas por accidentes, lo que supone una pérdida de 2.600 horas de trabajo. Si se parte de que una hora perdida supone un coste de, por ejemplo, 50 euros, la compañía corre con unos gastos de 130.000 euros.

Por otro lado, los llamados accidentes leves se indican con el factor 20. Estos son los accidentes que no ocasionan jornadas perdidas de trabajo sino retrasos y alteraciones en el proceso de producción. Los cuasi accidentes y las situaciones críticas se calculan con el factor 200. Naturalmente, es difícil decir qué gastos se originan por la variación entre el factor 20 y el 200. Pero veamos un nuevo ejemplo para ilustrar mejor esto.

Ejemplo de cálculo Accidentes y Cuasi accidentes

Ejemplo de cálculo:

Si a causa del alto número de retrasos en el trabajo se asume que se originan los mismos gastos que en el caso de accidentes laborales, resultan unos gastos totales por accidentes y cuasi  accidentes de 260.000 euros. Por trabajador se originan unos gastos por accidente de 1.600 euros al año.

No se toman en consideración otros posibles gastos como:

  • Sanciones contractuales por retrasos en el cumplimiento del contrato

  • Reparación o sustitución de máquinas y equipos 

  • Trabajos de limpieza

  • Etc.

3. Un Sistema de Gestión de Seguridad y Salud en el Trabajo (SG-SST) sale rentable

Es posible minimizar los gastos originados por los accidentes laborales introduciendo un sistema de gestión de prevención de riesgos laborales (SGPRL) adecuado, como demuestra, entre otros estudios, el de la VGB mencionado anteriormente. Si aún no lo ha hecho, también merece la pena que nos detengamos un momento a realizar un ejemplo de cálculo como base para su argumentación.

Para garantizar el éxito en el uso de un SG-SST primero  es necesario introducir, aplicar y probar la eficacia de cuatro elementos clave para la seguridad laboral:

  • Evaluaciones de riesgos 

  • Instrucciones de trabajo 

  • Formación 

  • Examen de equipos 

Mediante las evaluaciones de riesgos se identifican y valoran los riesgos de ciertas actividades. Pero estas van mucho más allá ya que también pueden ser una fuente de ideas para la aplicación de nuevas medidas. Gracias a ellas es posible mejorar las condiciones laborales en áreas como la ergonomía, la iluminación, la temperatura o la carga de trabajo físico en el puesto de trabajo. No todas las medidas son implementables. Sin embargo, es aconsejable examinar los factores de forma integral teniendo en cuenta el absentismo laboral.

Las instrucciones de trabajo exponen de forma resumida la totalidad de riesgos potenciales durante la ejecución de un trabajo a la vez que describen las medidas para evitar o minimizar dichos riesgos. Esto incluye también el comportamiento a adoptar en caso de emergencia. Un acceso sencillo a las instrucciones puede suponer una gran diferencia en lo que se refiere a la información y la orientación de los trabajadores en su puesto de trabajo.

En la formación se discuten la totalidad de los riesgos en el puesto de trabajo a modo de diálogo y se explican las medidas para evitarlos o minimizarlos. En algunos casos también es necesario realizar ejercicios con maquinaria o usando equipos de protección individual (EPI). Los responsables deben someter dicha formación a un control de efectividad. Además, es necesaria una acreditación por escrito de que se ha realizado dicha formación (DGUV A1 artículo 4 apartado 1).  

En el marco de la evaluación de riesgos se ha de establecer el intervalo y el alcance de la revisión de los equipos, así como la capacitación de la persona responsable de esta revisión.  

Estos cuatro elementos necesitan de un registro en el que se establezcan las personas responsables y las fechas pertinentes. En definitiva, lo que es necesario tener en cuenta es que una organización optimizada de la seguridad laboral protege a la compañía de gastos innecesarios.

Presente a su superior o a la dirección un  plan concreto para el uso  del SGPRL e incremente de este modo las posibilidades de que su proyecto tenga una buena acogida.

Ejemplo de cálculo Sistema de Gestión de la SST

Ejemplo de cálculo:

Asumiendo que mediante la introducción del Sistema de gestión de Seguridad y Salud en el trabajo se origine un gasto de 25.000 euros y que, gracias a esto, la tasa de accidentes descienda tan solo un 10% el primer año, la inversión en nuestra compañía del ejemplo se habrá recuperado ya a los dos años. Sin embargo, sería realista asumir que la tasa de reducción de accidentes será mucho mayor.  

4. Su buena reputación está en juego

Junto a argumentos de peso como el RoP, los gastos derivados de los accidentes laborales y la amortización de un SGPRL, se puede servir también de factores menos palpables, pero no por ello menos relevantes, como base de su argumentación. Así, no puede menospreciar la influencia de la prevención de riesgos laborales en la imagen que proyecta la compañía.

La dirección de la mayoría de empresas hoy en día consideran la imagen y la reputación como elementos de gran valor y no son pocos los stakeholders que esperan que las compañías asuman la responsabilidad y garanticen la prevención de riesgos laborales en toda su cadena de valor. Una seguridad laboral insuficiente puede dar lugar a graves críticas en redes sociales por parte de los trabajadores o el personal externo, críticas de las que, en el mundo en el que vivimos, no tarda en hacerse eco una gran audiencia. Si tienen lugar accidentes mortales, derrumbamientos de fábricas u otros sucesos críticos, las compañías deben hacer frente a graves crisis de comunicación en las que los medios informarán de estos sucesos durante largos periodos de tiempo. Esto, a su vez, dará lugar en la mayoría de los casos a grandes descensos en el volumen de ventas y a situaciones de falta de liquidez. Si además se inicia un procedimiento jurídico, los gastos no harán sino aumentar. Y no hablemos de lo delicadas que pueden ser estas crisis públicas para las compañías que cotizan en bolsa teniendo en cuenta lo sensibles que son los mercados financieros al poder de los medios.

Por contra, si se practica la prevención de riesgos laborales de forma integral – e idealmente superando las exigencias legales – ésta contribuye a reforzar la buena reputación de las compañías. En ese caso, la seguridad laboral es un potenciador de la imagen y se puede incluir en la comunicación RSC.

5. Captación y retención de talento

La responsabilidad de la compañía tiene un enorme efecto sobre la satisfacción y la fidelidad de los trabajadores, pero también sobre la atracción de talento. Es evidente que la salud de los trabajadores está muy vinculada a su motivación y, teniendo en cuenta la carencia actual de trabajadores especializados, este argumento tiene un gran peso.

Si este argumento no resulta lo bastante convincente, puede monetizar dicho factor. Una alta rotación origina grandes costes derivados de la continua contratación de nuevos empleados. Estos van desde la pérdida de conocimiento especializado, hasta el tiempo y recursos empleados en la formación de nuevos trabajadores, pasando por todo el tedioso proceso de captación de personal. Y al menos igual de graves son las pérdidas de ingresos ocasionados por la falta de trabajadores cualificados.

  • Si se prepara tendrá la mitad de la batalla ganada: ese es el secreto del éxito en la comunicación con la dirección y otros stakeholders internos ©iStock.com/SeventyFour

Prepararse y conversar

Así es cómo convencerá a la dirección

Muchas medidas para garantizar la prevención de riesgos laborales no requieren de poder de convicción, ya que son obligatorias por ley. Un buen ejemplo de ello son la mayoría de los equipos de protección. Sin embargo, si el responsable técnico quiere invertir en un SGPRL o en mayores medidas, primero necesitará el visto bueno de la administración o la dirección de la compañía.

Para  prepararse  puede, no solo hacer uso de fuentes habituales como estudios publicados, internet y otros, también debería establecer contacto con otras instancias en su compañía que tengan puntos en común con la prevención de riesgos laborales. Estos son, entre otros:

  • El médico de la compañía (Especialista en Medicina del Trabajo)

  • Los encargados de la seguridad / Técnicos en seguridad laboral

  • Otros expertos (por ejemplo, responsables de sustancias peligrosas, encargados de la gestión medioambiental, responsables de residuos, etc.)

  • El comité de empresa

Una vez que tenga una visión global y se haya cargado de argumentos, el siguiente paso será preparar la conversación. Al comunicarse con sus superiores debe tener en cuenta lo siguiente:

  • Los directivos no suelen tener mucho tiempo. Por ello, describa el asunto de forma breve y concisa, pero comprensible.

  • Recalque la utilidad de las medidas deseadas para la compañía y los trabajadores.

  • Prepare varios planes de implementación (si es posible dos o tres).

  • Explique las ventajas y desventajas de cada una de las variantes.

  • Explique los gastos, pero también los beneficios, ejemplificándolos con cálculos reales y comprensibles.

  • Prepárese para contestar preguntas y para encontrar resistencia por parte de la gerencia (“¿Es imprescindible?“ „¿Qué leyes o reglamentos lo exigen?“, ¿Podemos implementarlo de forma más económica?“)

  • Acuerde fechas vinculantes y establezca responsables para la aplicación de las medidas acordadas.

  • Elabore un acta de la reunión con todos los puntos que se han tratado.

Puede finalizar esta conversación solicitando al gerente o director que se informe a la persona o departamento correspondiente sobre las conclusiones de la misma.

Comunicarse con el departamento

También para este punto es necesario prepararse para la conversación. Esta se distinguirá de la reunión con la dirección en los siguientes puntos:

  • Evite mostrar condescendencia, intente adoptar el papel de asesor.

  • Utilice la competencia técnica de su interlocutor, involúcrelo.

  • Acepte nuevas ideas o propuestas siempre que sean útiles para lograr la implementación de la/s medida/s.

  • Solicite la ayuda y el apoyo necesarios de otras áreas y departamentos.

  • Acuerde un calendario vinculante para la aplicación de la/s medida/s.

  • Acuerde un momento apropiado para realizar una revisión.

Muchos de los puntos preparados para la conversación con la dirección pueden volver a aparecer también en el departamento técnico. De nuevo es primordial comunicar las ventajas y los beneficios de las medidas para los trabajadores. Utilice la experiencia obtenida en la conversación con la dirección y explique la utilidad y las ventajas que conlleva la medida para todos los trabajadores. De nuevo es necesario elegir un lenguaje sencillo y comprensible para mantener la atención. Genere una atmósfera de diálogo y piense que cualquier medida solo será implementada y mantenida en el tiempo si los trabajadores la comprenden y la aceptan.

Conclusión: La salud de una compañía se mide por la salud de sus trabajadores

En definitiva, disponemos de numerosas herramientas para comunicar el valor de la seguridad laboral a toda la empresa. Argumentos que van desde cálculos “concretos” a factores menos palpables y con un efecto menos directo sobre los beneficios. No obstante, la seguridad laboral debería ser contemplada siempre de forma integral. Al fin y al cabo, en este tema ocupan un lugar central, junto con el cumplimiento de la normativa y de la contabilidad de costes, sobre todo las razones éticas. Toda compañía es responsable de la salud y la seguridad de sus trabajadores.

Bien aplicados, estos argumentos le ayudarán a exponer el valor de la seguridad laboral de forma atractiva y útil a todos los niveles de la compañía, desde la dirección hasta el último trabajador. Y de hecho, si esta comunicación se realiza de forma eficiente, sumada a la sistematización de la gestión de la seguridad, mejorará el compromiso de la plantilla en la aplicación de las medidas, dando lugar a su vez a una mejora continua de la seguridad y la salud en el trabajo y, por ende, de la cultura EHS de su empresa. Lo que se puede resumir mediante la fórmula mencionada anteriormente: La salud de una compañía se mide por la salud de sus trabajadores.

Otros temas que podrían resultarle de interés

Seguridad y salud en el trabajo

Formación en prevención de riesgos laborales: de la planificación al seguimiento

La formación en PRL es un derecho amparado por la Ley de Prevención de Riesgos Laborales. Lea este artículo y descubra qué métodos puede usar, cómo planificarlas y consejos para llevar a cabo con éxito sus formaciones

Lea el artículo
Seguridad y salud en el trabajo, Gestión de crisis

Procesos claros para la COVID-19 y cero contagios en el lugar de trabajo

¿Cómo ha conseguido Pfizer minimizar el riesgo de contagio en su planta de Friburgo y proteger a sus trabajadores durante el desarrollo de su vacuna? Usando Quentic como eje de su estrategia de SST.

Lea el artículo
Seguridad y salud en el trabajo, Digitalización

Quentic Instrucciones online

¡Forme a sus empleados de manera flexible, estén donde estén! Descubra cómo usar Quentic para presentar unidades de aprendizaje y formar a los empleados, visitantes o contratistas, online y de manera eficaz.

Vea el vídeo